EFICIENCIA ENERGÉTICA. ¡Haga que el aumento de TARIFAS de Gas y Electricidad sea una oportunidad! Las empresas que utilizan más eficientemente la energía, usan menos recursos para lograr las mismas metas, reduciendo costos, preservando valiosos recursos de la naturaleza y ganando competitividad sobre las demás empresas. Nosotros lo podemos ayudar a lograrlo con nuestras Clases, Charlas, Conferencias y Seminarios de Eficiencia Energética para Empresas, en el mismo predio de las empresas. Consultas: jandreotti@fibertel.com.ar

viernes, 16 de septiembre de 2016

jueves, 15 de septiembre de 2016

Horno de microondas. Principio de funcionamiento



El horno de microondas utiliza microondas para cocinar los alimentos, que son ondas electromagnéticas de radio. La frecuencia utilizada es 2.500 MHz (2,5 GHz). Las ondas de radio, en esta gama de frecuencias, son absorbidas por el agua, las grasas y los azúcares. Cuando esto ocurre, su energía se transforma en calor que aumenta la temperatura de los alimentos.

Introducción
Las microondas  no son absorbidas por la mayoría de los plásticos, vidrio o cerámica. El metal refleja las microondas, por lo que las cacerolas de metal no funcionan bien en un horno de microondas. Las ondas de radio penetran en la comida y excitan las moléculas de agua, azúcar y grasa de los alimentos más o menos uniformemente, a diferencia de un horno convencional, donde el calor se desplaza hacia el interior por conducción. En un horno de microondas se produce calor en todas partes a la vez, debido a que las moléculas son excitadas todas juntas.
Los hornos de microondas son considerados muy eficientes, porque calientan solo la comida y no las diferentes partes del horno. Esto, sin embargo, es una verdad relativa, porque no se está teniendo en cuenta la eficiencia del proceso de la generación de las microondas, como veremos más adelante.
El fenómeno físico
Las ondas electromagnéticas son ondas viajeras, es decir que son ondas cuya elongación varía en función del tiempo y que a su vez se desplazan en el espacio sobre un eje x de coordenadas. Además, como se ve en la Fig.1, las ondas electromagnéticas son “dobles” consistiendo en una onda eléctica sobre un plano y una onda magnética sobre un plano perpendicular al primero. En el caso de los hornos de microondas, la parte útil para el proceso es la onda eléctrica. Las pequeñas flechita de color rojo y azul, coincidiendo con la elongación de la onda electromagnética, en la Fig.1, representan a los vectores campo eléctrico y campo magnético, respectivamente, en cada instante de tiempo y en cada posición de la onda electromagnética viajera y como veremos a continuación, en la parte inferior de la figura, se ha representado una molécula de agua sometida a la acción de la parte positiva y de la parte negativa del campo eléctrico de la onda electromagnética.
Respecto a la velocidad, las ondas electromagnéticas viajan a la velocidad de la luz, es decir a 300.000Km/seg.

Fig.1 -  La onda electromagnética viajera de microondas y su acción sobre una molécula de agua
Moléculas polares y moléculas no polares

Las moléculas polares y no polares son todas eléctricamente neutras, es decir tienen sus cargas eléctricas negativas de igual valor que las positivas, con lo que su carga resultante es nula. La diferencia entre las moléculas polares y las no polares es que las primeras tienen su carga positiva separada de la negativa una cierta distancia. En cambio las moléculas no polares las tienen todas juntas, con una distancia nula entre si.
En la Fig.2 se muestra una molécula de agua (H2O), que es una molécula polar y la principal responsable del calentamiento de los alimentos en los hornos de microondas.

Fig.2 – Molécula de agua (H2O), formada
por dos átomos de hidrógeno (H2) y un
átomo de oxígeno (O), a la izquierda y su
representación esquemática a la derecha.
Antes de someter a las moléculas de agua a un campo eléctrico, se encuentran desordenadas como se muestra en la Fig.3 (izquierda). Cuando son sometidas a la acción de un campo eléctrico, las moléculas giran para alinearse con el campo, resultando una orientación diferente, según sea el sentido del campo eléctrico, como se muestra en la Fig.3 (derecha).

Fig.3 – Moléculas polares sin campo eléctrico aplicado (izquierda) y moléculas polares bajo la influencia de campos eléctricos de distinto sentido

En la Fig.1 se muestra el mismo resultado producido por las partes positivas y negativas de la microonda.
Cuando las moléculas no polares son sometidas a un campo eléctrico, sus cargas se separan y quedan ordenadas igual que lo que muestra del lado derecho la Fig.3, pero este resultado se obtiene por el movimiento interno de separación de las cargas (inducción) y las moléculas no giran, para lograrlo.
En cambio las moléculas polares si giran y al hacerlo se rozan unas con otras produciendo calor, responsable del calentamiento de los alimentos en un horno de microondas.
Entonces, para resumir, decimos que las moléculas polares, constituyen dipolos permanentes, que cuando son sometidos a un campo eléctrico se alínean con dicho campo, para lo cual deben girar las moléculas. En cambio, en las moléculas no polares, al ser sometidas a la acción de un campo eléctrico, se producen dipolos inducidos, que no hacen girar las moléculas, sino que desplazan las cargas para lograrlo y por consiguiente las microondas no producen calor.
La energía, para hacer girar a las moléculas polares, proviene de la energía del campo electromagnético, por lo que cuando se dice que absorben las microondas, como lo hicimos más arriba, lo que queríamos decir es que absorben la energía de la onda electromagnética de microondas.
Al ser la frecuencia de la onda de microondas de 2.500MHz, y al girar las moléculas polares dos veces por ciclo, quiere decir que las moléculas giran 5.000.000.000 de veces por segundo.
El aumento de temperatura que se produce en las moléculas polares, como consecuencia de su rozamiento, se transmite a las moléculas no polares de los alimentos mediante el proceso de conducción del calor.
Ondas Estacionarias y calentamiento desparejo
Las microondas producidas en un horno de microondas son generadas por una válvula electrónica llamada magnetrón, diseñada originalmente para ser usada en el radar y como se muestra en la Fig.4, se encuentra ubicada a la derecha del horno, mirando la puerta desde afuera.
Las ondas electromagnéticas emitidas por la válvula son ondas viajeras, como ya dijimos, es decir que son ondas cuya elongación varía en función del tiempo y que a su vez se desplazan en el espacio sobre un eje x de coordenadas. Cuando estas ondas inciden sobre las paredes interiores metálicas del gabinete del horno, dan lugar a la formación de ondas reflejadas que se suman con ondas emitidas en la misma dirección, velocidad, frecuencia y sentido contrario, dando lugar a la existencia de algunas ondas estacionarias, que varían en el tiempo, pero permanecen quietas en el espacio, es decir no viajan.Ver Fig.5.  

Fig.4 – Vista frontal de un horno de microondas con plato giratorio, mostrando
la salida de las microondas generadas por la magnetrón e incidiendo y reflejándose
sobre las paredes interiores metálicas del gabinete.
 Estas ondas estacionarias, calentarían más algunas partes de los alimentos que otras, si no fuera por el plato giratorio que se encarga de dar a la comida las mismas posibilidades de absorber igual energía en todo su volúmen.

Fig. 5 – Formación de una onda estacionaria (en color violeta)

Eficiencia de los hornos de microondas
En los hornos de microondas hay que considerar dos eficiencias: la eficiencia para generar las microondas y la eficiencia de las microondas para producir calor en el interior del horno. La eficiencia para generar las microondas es de alrededor del 60% (incluído el giro del plato y la ventilaión de la magnetrón). La eficiencia de las microondas para producir calor en los alimentos, es considerada muy alta porque las microondas calientan solo los alimentos y no calientan el horno, ni el aire. Si bien esta característica es real, ya que las microondas al reflejarse en las paredes interiores metálicas del horno, no las calientan, si lo hacen los alimentos, ya que emiten calor hacia las paredes del horno a medida que son calentados por las ondas. El resultado es que, indirectamente, una parte de la energía de las microondas se pierde por este mecanismo. No sabemos cuanto es este segundo rendimiento, pero podemos decir que la eficiencia de todo el horno completo no será nunca mayor del 60%.
Además, la composición de los alimentos va a influir en gran manera de la eficiencia de las microondas para calentarlos, ya que el diferente contenido de agua de los alimentos puede darnos resultados muy diversos.
El físico Tom Murphy recientemente comparó la eficiencia energética de los diferentes métodos de hervir agua y encontró que la eficiencia del horno de microondas era sólo alrededor del 40%, que es aproximadamente la mitad de la eficiencia de un calentador de agua eléctrico a resistencia.
Ciclo de descongelamiento (Defrost cycle)
La función denominada descongelamiento, se diferencia de las de cocinar y recalentar alimentos por el hecho de que si bien las moléculas de agua líquida giran facilmente, al ser sometidas a las microondas, no ocurre lo mismo con el hielo.
Entonces, todas los mecanismos posibles de los ciclos de descongelamiento (manual, automático computarizado, basado en el peso de los alimentos, etc) se basan en descongelar “un poco” los alimentos congelados a potencia de microondas y tiempos de exposición reducidos, para que el hielo se transforme parcialmente en agua líquida y luego cortar la emisión de ondas para darle tiempo al agua a calentar por conducción el hielo que quedó y luego volver a emitir ondas para conseguir más agua.
Los “efectos locos” de los hornos de microondas
Hay toda una colección de efectos indeseables que pueden ocurrir en un horno de microondas y para evitarlos lo mejor es leer el manual del fabricante de su horno de microondas y seguir al pie de la letra todas sus indicaciones.
Uno de estos efectos locos, que más panico produce, es el de colocar elemento metálicos puntiagudos, o filosos dentro del horno, lo que provoca una acumulación de cargas en las puntas de un tenedor, por ejemplo y hacen saltar el arco desde las puntas del tenedor hacia la parte metálica interior del horno que está conectada a tierra. Entonces el tenedor actúa como una nube cargada de electricidad en un día de tormenta y las paredes del horno como la tierra, perforando el dieléctrico del aire y saltando el arco (chipa) entre el tenedor y las paredes del horno, de una manera similar a la caída de un rayo.
Otro efecto que se produce cuando se pone en funcionamiento el horno sin alimentos en su interior. Al no haber nada que absorba la energía de las ondas, se produce en su interior una verdadera “revolución” de ondas que van y vienen sin saber que hacer con su energía.
Por último, los fabricantes le recomiendan no poner a cocinar huevos con cáscara, en el microondas, porque explotan. La causa es que por el calentamiento interno de yema y clara, aumenta mucho la presión en el interior del huevo y cuando esta supera la resistencia de la cáscara, explota.
Incluso los fabricantes recomiendan, que aún cuando se cocine un huevo sin cáscara, pinchar yema y clara previamente.
Los temas en discusión
Los temas en discusión son muchos y variados, sobre las ventajas y desventajas de usar el horno de microondas y sus efectos sobre los alimentos, las consecuencias para quien los ingiere y los peligros de las radiaciones sobre el cuerpo humano.
Estas discusiones para los microondas, superan ampliamente en cantidad y variación, a discusiones similares sobre los teléfonos celulares, por ejemplo, que Ud pega a su oreja cuando habla.
La seguridad contra las radiaciones
Los hornos de microondas emiten en el recinto interior donde se calientan los alimentos potencias muy altas de ondas electromagnéticas, del orden de 800 a 1.000vatios. Eso es mucha potencia, comparada con las que se usan en comunicaciones. Si uno metiera una mano en el interior del horno, sería realmente peligroso. Pero los hornos están blindados por el gabinete metálico y por la malla metálica de su puerta, que atenúan fuertemente la salida de las microondas al ambiente en que Ud se encuentra. De modo que mientras la puerta del horno se encuentre bien cerrada, las personas no correrían riesgos. Además las puertas cuentan con enclavamientos que paran inmediatemente la emisión de ondas en cuanto uno abre la puerta del horno.
Según la Administración de Alimentos y Fármacos de Estados Unidos, a una distancia de unos 5 cm, la cantidad de energía de microondas que puede filtrarse es de unos 5 milivatios por centímetro cuadrado, lo que está "muy por debajo del nivel que pueda dañar a la gente".
La Organización Mundial de la Salud es tranquilizadora en este punto: "el daño térmico sólo ocurriría a partir de las exposiciones prolongadas a niveles de potencia muy altos, muy por encima de los medidos alrededor de los hornos de microondas." En otras palabras, es simplemente demasiado poca energía para calentar el tejido de su cuerpo lo suficiente como para hacer daño.
No obstante, cuanto más lejos Ud se ubique, mejor.


martes, 6 de septiembre de 2016

domingo, 14 de agosto de 2016

GEOTERMIA SOLAR



La Tierra guarda una enorme cantidad de energía en el subsuelo inmediato que poco o nada tiene que ver con los procesos internos del planeta. A pocos metros por debajo de la superficie, la temperatura es constante durante todo el año, debido principalmente a la energía recibida del sol.

En efecto, la geotermia solar trata sobre el aprovechamiento del calentamiento de la tierra por los rayos del sol a bajas profundidades. La otra geotermia, la que aprovecha el calor que proviene del centro de la esfera terrestre y se encuentra cerca de los volcanes, produce temperaturas mucho más altas y se aprovecha para accionar turbinas a vapor y generar energía eléctrica en las centrales eléctricas geotérmicas. Para aprovecharla es necesario hacer pozos de miles de metros de profundidad. La geotermia solar, en cambio, produce temperaturas mucho más bajas y se usa para climatizar los edificios y casas y se encuentra disponible en casi todo el planeta, a poca profundidad, aunque no haya volcanes en las cercanías.

Utilización de la geotermia solar
Para aprovechar esta energía se usan las bombas de calor geotérmicas, en inglés Geothermal heat pumps (GHP) y también los intercambiadores de calor  tierra-aire, en inglés Earth to-air Heat exchanger (EHX), que aprovechan la energía almacenada bajo tierra.

Datos de 3 países
El Departamento de Energía de los EEU (U.S Departament of  Energy), dice refiriéndose a EEUU:
Aunque muchas partes del país experimentan temperaturas ambientes estacionales extremas, desde abrasadores calores extremos en el verano, hasta frios de temperaturas bajo cero en el invierno, a  unos pocos pies (1 pie= 0,3048 metros) debajo de la superficie, la tierra permanece a una temperatura relativamente constante. Dependiendo de la latitud, la temperatura de la tierra se encuentra entre 7ºC y 21ºC. Como en una cueva, esta temperatura de la tierra es mayor que la del aire sobre ella durante el invierno y menor en el verano. La bomba de calor geotérmica toma ventaja de esto, intercambiando calor con la tierra por medio de un intercambiador de calor con tierra.”

En el caso de España, dice el Geólogo Consultor Joan Escuer, “a una profundidad superior a los 5 metros, la temperatura del suelo, independientemente de la estación del año o las condiciones meteorológicas, es de alrededor de 15 ºC con pequeñas variaciones.”

En Argentina, en un trabajo conjunto, realizado en la Provincia de Buenos Aires, por investigadores de la (UNSAM) Universidad de San Martín, el INTI (Instituto Nacional de Tecnología Industrial) y el ENARGAS (Ente Nacional Regulador del Gas), llegaron al siguiente resultado: “A unos pocos metros debajo de la superficie, la temperatura del suelo es muy estable todo el año y muy próxima a unos 17± 2 ºC. Esta temperatura es muy cercana a la temperatura de confort  (21ºC en invierno y 25ºC en verano). Con sistemas muy simples, es posible aprovechar este reservorio térmico para construir un acondicionador de aire natural, que reduce el uso de energía y las emisiones de gases de efecto de invernadero, generando ambientes confortables térmicamente tanto en invierno (calefacción) como en verano (refrigeración)."  Además, en su informe, nos muestran las curvas de la Fig.1:

Fig.1 - Temperatura del suelo para distintas profundidades, en las adyacencias de la ciudad de Buenos Aires, para el mes de julio (invierno - curva rosa) y  el mes de enero (verano - curva verde). La línea de puntos azul indica la profundidad donde las temperaturas  estables son mínimas en verano y máximas en invierno.
En la Fig.2, se puede ver el mismo gráfico para 4 meses en el Reino Unido y en la Fig 3 para los 12  meses en Grecia:


Fig.2 – Temperatura del suelo para distintas profundidades en el Reino Unido.

Fig.3 – Temperatura del suelo para distintas profundidades en Grecia

Las ventajas de usar la geotermia solar con las bombas de calor

Cuando publicamos la nota BOMBA DE CALOR – Principio de funcionamiento. , mostramos la siguente curva: (Fig.4)


Fig.4 - Variación del COP en función de (Tcond – Tevap). Fuente: http://www.industrialheatpumps.nl/en/how_it_works/cop_heat_pump/
Esta curva nos indica que el COP de la bomba de calor es mayor cuanto menor sea la diferencia entre las temperaturas del condensador y del evaporador, o sea entre la temperatura del medio exterior del que extraemos calor y la temperatura interior elegida por el usuario. Cuando la temperatura exterior es la del aire exterior, la diferencia entre Tcond y Tevap, puede ser muy grande, ya que el aire exterior puede tener temperaturas muy alejadas de la deseable, o temperatura de confort (21ºC en invierno y 25ºC en verano). Para el caso del EER o IEE para refrigeración se tienen curvas similares a la de la Fig.2, en función de Tcond – Tevap.
Cuando se usa el subsuelo para intercambiar calor, ya sea para que el condensador le entregue calor (refrigeración), o para que el evaporador lo tome de él (calefacción), se tienen dos ventajas: por un lado la eficiencia de la bomba de calor es más alta y por otro lado es constante para temperaturas de confort elegidas siempre iguales por el usuario.
El COP de una bomba de calor geotérmica es de 4 a 6, superando al de las bombas de calor más eficientes aire-aire, estimado entre 2 y 3.

Funcionamiento del intercambiador de calor tierra – aire (EHX)
En la Fig.5 se muestra el principio de un intercambiadores de calor tierra-aire, en inglés Earth to-air Heat exchanger (EHX), que aprovecha la energía almacenada bajo tierra y le tranfiere calor al aire que  ingresa al caño enterrado desde el exterior, succionado por el extractor (aumentando su temperatura), enviándolo al interior de la casa como aire pre - acondicionado. El esquema mostrado corresponde a un caso de calefacción de lazo abierto, porque solo se encuentra un extremo del caño en el interior de la casa.

Fig.5 – Calefacción geotérmica de lazo abierto. El caño enterrado se ha dibujado recto, pero normalmente se le hace dar muchas vueltas para que ocupe menos lugar y necesitar menos terreno disponible para este fin.

En la Fig.6 se muestra un sistema de refrigeración basado en el mismo principio, pero de lazo cerrado, porque los dos extremos del caño se encuentran dentro de la casa. En este caso ingresa aire caliente del exterior por una ventana de un area de servicio no refrigerada y luego ese aire caliente ingresa a los caños enterrados, succionado por el extractor, entregando calor a la tierra y luego el aire frío ingresa a la habitación.

Fig.6 – Configuración para refrigeración de EHX de lazo cerrado.
En Argentina, el equipo de investigadores  de la UNSAM, del INTI y del ENARGAS, mencionado anteriormente, estudió durante un año, (marzo de 2012 / marzo de 2013), el comportamiento de una instalación experimental de acondicionamiento geotérmico con EHX en una casa en la localidad de Tortuguitas, en los suburbios de Buenos Aires. Dicha instalación tenía el propósito de mejorar la temperatura del aire de la casa, para lo cual se hizo ingresar en ella aire, circulado prevamente por un caño de policloruro de vinilo (PVC), de 20cm de diámetro y 75m de longitud, enterrado a 2m de profundidad. El aire circulaba a una velocidad de unos 5m/s, es decir, tardaba unos 15 segundos en recorrer el tubo.
La medición diaria de la temperatura a la entrada y a la salida del caño arrojó el resultado que muestra la figura 7, donde se observa que la temperatura de salida del caño y de ingreso a la casa se mantuvo entre los 15ºC y los 25ºC., las que son temperaturas próximas a las temperaturas de confort, a pesar de haber sido reducida (2m) la profundidad de enterramiento del caño.

Fig.7 - Temperatura del aire exterior a la entrada del caño (curva roja) y temperatura a la salida del mismo (curva azul). Los registros térmicos se obtuvieron en forma horaria a lo largo de 365 días durante un año desde el 16 de marzo de 2012. Se observa que la temperatura de salida del tubo oscila entre 15ºC y 25ºC.
Es más común encontrar a estos intercambiadores de calor tierra - aire asociados a bombas de calor aire- aire, que encontrarlos solos. La unidad exterior de las bombas de calor aire – aire usan así como aire exterior, el aire preacondicionado de salida de los caños enterrados, achicándose la diferencia Tcond – Tvap y aumentando notablemente el rendimiento de la bomba de calor.
 Las bombas de calor geotérmicas
En la Fig.8, se muestra un esquema de una bomba de calor funcionando en modo calefacción. Aquí el condensador y el evaporador, representados con un rectángulo, son similares a los vistos con la explicación general del principio de funcionamiento de la bomba de calor. La diferencia es que ambos han sido asociados a dos intercambiadores de calor. El intercambiador de calor que envuelve al condensador y que se usa para calentar el piso de la habitación, sería reemplazado por un ventilador si se optara por calefacción con aire caliente.
El intercambiador de calor que envuelve al evaporador, le transfiere el calor que “robó” de la tierra mediante un líquido anticongelante que se usa para ese fin.  El caño que va bajo tierra, llamado loop, o lazo, normalmente es de plástico y puede presentar varias configuraciones. En el esquema de la Fig.8, estaríamos en un caso de lazo o loop cerrado, porque los dos extremos del caño enterrado están dentro de la casa.

Fig.8 – Bomba de calor funcionando en el modo calefacción. El condensador, mediante un intercambiador de calor, calienta el agua que circula por la cañería bajo piso, llamada losa radiante en Argentina. Un segundo intercambiador de calor entrega calor a evaporador del líquido anticongelante que transporta el calor recibido de la tierra, por el 3er intercambiador de calor constituído por el caño enterrado y la tierra. Observese la presencia de dos bombas que hacen circular los líquidos por los intercambiadores de calor.
Sistemas de loop cerrados
En la mayoría de las bombas de calor geotérmica de loop cerrado, circula una solución anticongelante a través de un loop cerrado (usualmente hecho de un caño de plástico) que es enterrado en la tierra o sumergido en agua. Un intercambiador de calor transfiere calor entre el refrigerante en la bomba de calor y la solución anticongelante del loop cerrado.
El loop puede estar en configuración  horizontal, vertical o estanque/lago.
Una variante de este esquema, llamado de intercambio directo, no usa un intercambiador de calor y en su lugar bombea el refrigerante a través de caños de cobre enterrados en la tierra, en configuración horizontal o vertical.
Los sistemas de intercambio directo requieren un compresor más grande y trabajan mejor en suelos húmedos (algunas veces requieren irrigación para mantener el suelo húmedo), pero se debería evitar instalarlos en suelo corrosivo para los caños de cobre. A causa de que por estos sistemas circula refrigerante a través de la tierra, las regulaciones medioambientales locales pueden prohibir su uso en algunos lugares.


Fig.9 – Configuración de loop cerrado horizontal (Método Slinky)
Fig.10 – Configuración de loop cerrado vertical


Fig.11- Preparación de los caños por el Método
Slinky de configuración horizontal.
Fig.12- Caños tendidos antes de tapar la zanja, en configuración
horizontal
Fig.13 – Sistema de lago/estanque de loop cerrado





















Sistemas de loop abierto

Fig.14 – Sistemas de loop abierto


















Referencias


Notas Relacionadas


jueves, 28 de julio de 2016

Generación Eléctrica Bruta del MEM (Mercado Eléctrico Mayorista) – Argentina 2016, hasta abril inclusive.



Se denomina generación eléctrica bruta porque incluye toda la energía eléctrica generada en las centrales eléctricas, sin descontar la energía eléctrica que se consumió en las centrales ni en las pérdidas de transmisión y distribución.

En la Fig.1 se muestra la relación porcentual entre las diversas fuentes utilizadas para la generación, durante el mes de abril de 2016 y en la Fig.2 la relación para toda la energía producida durante 2016, hasta abril inclusive. 


Fig.1 – Generación bruta del MEM durante el mes de abril de 2016
 

                                                                                     Fig.2 – Generación bruta del MEM durante 2016 hasta abril inclusive

La generación de Otras Renovables, de las gráficas precedentes, comprende la generación eólica y fotovoltaica incorporada hasta el momento. Cabe destacar que el mayor porcentaje de dicho valor corresponde a la generación eólica.

Corresponde aclarar que, dentro de la generación de Otras Renovables, no se toma en cuenta a la efectuada con biocombustibles ni a la de las hidráulicas menores a 50 MW, ya que se incluyen en generación fósil y en hidráulica, respectivamente.

Fuente: Comisión Nacional de Energía Atómica



viernes, 22 de julio de 2016

INTI invita a la “II Semana de la Bioenergía en el NOA”


Mediante el presente, el INTI a través de su Centro INTI Tucumán tiene el agrado de invitarles a formar parte de la “II Semana de la Bioenergía en el NOA” a realizarse en la provincia de Tucumán.

En el Año del Bicentenario de la Independencia Argentina, dadas las actuales necesidades energéticas por las que transita el país, renace la idea de alcanzar la Independencia Energética a través de nuevas fuentes de energía limpia y sustentable que al aprovecharlas generen diversificación del Agro y la Foresto Industria, para impulsar la industria nacional y consolidar al sector bioenergético, del cual todos formamos parte sin darnos cuenta aún.

Con este espíritu y el orgullo del Bicentenario, el Instituto Nacional de Tecnología Industrial organiza la segunda edición de este evento.

La experiencia se llevará a cabo durante varios días en un espacio multidisciplinario, donde habrá charlas y conferencias de expertos nacionales e internacionales, en materia de Bioenergía, como así también de empresas que cuentan con una oferta de productos o servicios al sector bioenergético. Además se ofrecerán Talleres Teóricos-Prácticos de Producción Industrial de Gasificación, Bioetanol, Biogás y Pelletizado, con visitas a emprendimientos y proyectos industriales en las mismas temáticas, ya que a pesar de ser una de las provincias más pequeñas, Tucumán nos da la posibilidad de visitar y conocer en un radio pequeño la escala industrial de estas tecnologías, como por ejemplo los procesos de Destilación de Alcohol en los Ingenios Azucareros y el Tratamiento de los efluentes para la generación de Biogás en Citrícolas.

Las empresas e instituciones interesadas están invitadas a formar parte de la Feria de Bioenergía y Foresto Industria, a llevarse a cabo en el predio donde proveedores y fabricantes podrán mostrarán sus tecnologías.

Fecha: del 23 al 26 de Agosto

Lugar: Universidad Nacional de Tucumán, Av. Independencia 1900, San Miguel de Tucumán, Tucumán. “Facultades de Agronomía” y “Facultad de Ciencias Exactas y Tecnología”

ENTRADA GENERAL
Incluye ingreso a las charlas de la semana de la Bioenergía y de los dos eventos complementarios de Foresto-industria y Mejoramiento genético. También entrada a Feria Industrial.
Estudiantes: $150
Profesionales: $300

Por informes y  solicitudes para inscripción en los diferentes rubros de participación, contactarse vía mail a tucuman@inti.gob.ar o telefónicamente al número (0381) 4228410

                                        www.inti.gob.ar/tucuman  |  0800  444 4004